La implantología

Siempre se debe intentar conservar el mayor número de piezas posible, pero cuando una dentadura está muy deteriorada, hay zonas donde faltan dientes o se presenta una fractura en una o más piezas dentarias, se debe valorar la colocación de implantes. El éxito de estas operaciones supera el 90% de los casos. Los implantes restauran la salud, comodidad y belleza de la boca, asemejándose a los dientes propios.

¿Qué es un implante dental?

Los implantes dentales son pequeños dispositivos artificiales de titanio biocompatibles, como raíces artificiales. Los tratamientos con implantes dentales han demostrado unos resultados de duración y confort, estética, fiabilidad y predictibilidad muy superior a otros tratamientos sustitutivos de dientes naturales.

¿Para qué sirven los implantes dentales?

  • Para reponer dientes perdidos o si éstos ya son muy móviles, sustituirlos por otros con más firmeza y estabilidad, sin tener que tratar los dientes vecinos.
  • Sujetar prótesis dentales móviles, con mayor estabilidad y, por tanto, mayor confort y seguridad para el paciente.
  • Consiguen que los huesos maxilares conserven su funcióny no pierdan volumen por reabsorción.
  • Servir como anclajes que permiten realizar tratamientos como los ortodóncicos que, si no fuera así, hay casos en los que no se podrían llevar a cabo.

Fases del tratamiento con implantes

El primer paso, teniendo en cuenta que el procedimiento variará según sea el caso y debe ser personalizado consiste en el estudio y planificación.

  1. Estudio y planificación
  2. Colocación quirúrgica de los implantes en el hueso
  3. Cicatrización
  4. Fase restauradora

PIDE TU CITA

 

Solicítala