Las prótesis dentales

Hoy por hoy, la reposición de los dientes perdidos se puede llevar a cabo de dos formas: una, mediante dentaduras “removibles”, y otra, con los llamados “puentes fijos”. Los dos sistemas, bien planteados y ejecutado, son eficaces y satisfactorios para recuperar la salud oral.

Es importante poner una prótesis cuando falta un diente

La colocación de una prótesis dental sirve para evitar desplazamientos de las piezas contiguas o de las opuestas, pues son nocivos para la armonía de los movimientos de la masticación. Se pueden provocar caries en zonas donde se empaquete el alimento por haberse creado espacios por el desplazamiento dentario, así como haber una destrucción de piezas.

¿Los retenedores pueden estropear los dientes?

Los retenedores (ganchos) si se limpian adecuadamente no provocan caries ni desgaste de los dientes donde se apoyan. Esto solo ocurre cuando se limpian mal. También es verdad que influye la calidad del esmalte de cada dentadura, el diseño de los aparatos y la higiene del paciente.

¿Se puede pasar de prótesis removible a fija?

Sí. Siempre que haya suficientes apoyos para que las fuerzas de masticación se distribuyan de forma mecánicamente aceptable para el hueso de soporte. Será el dentista el que podrá aconsejar en cada situación.

Inlays y onlays

Los inlays y onlays se usan a menudo para restaurar los dientes que han sido dañados por las caries y el desgaste. Se colocan en las superficies masticatorias de premolares y molares. El Inlay cabe dentro del contorno del diente, en el área que el dentista ha preparado; el Onlay cubre la superficie masticatoria y una o más de las otras cúspides (los picos del diente). Estas obturaciones duraderas se usan a menudo cuando la cantidad de estructura dental perdida es mayor de la que una obturación regular puede reemplazar, pero menos de la que requeriría una corona para ser reparada.

PIDE TU CITA

 

Solicítala