¡Pide tu cita!

Sabias que… Los mayas realizaban incrustaciones de piedras preciosas en los dientes

Una práctica común entre los aristócratas mayas era la incrustación dental de piedras preciosas y el limado de los dientes frontales.

Los mayas ya hacían incrustaciones de piedras preciosas como jade, obsidiana, cuarzo, pedernal y en su defecto conchas marinas, estas incrustaciones se realizaban en los dientes incisivos superiores e inferiores, con un tubo redondo y duro que hacían girar con una mezcla abrasiva de cuarzo y agua. Mediante el uso de una plantilla se evitaba que estos taladros salieran de lugar, se adormecía al paciente mediante algún alucinógeno, ya sean hongos alucinógenos o nenúfar blanco para que el sacerdote pudiese trabajar tranquilamente con su paciente sedado.

Se realizaba un agujero redondo que llegaba a la dentina, incluso a la pulpa. Las piedras se ajustaban tanto que así se han mantenido durante mil años.

Como veis, las piedras que adornan algunos dientes con fines estéticos ya se utilizaban en los años 500 a.c a 900 d.c.

Seguiremos comentando curiosidades odontológicas en días sucesivos.

WhatsApp chat