¡Pide tu cita!

¿Estás pensando en quedarte embarazada?, visita a tu dentista

Embarazo

Durante el embarazo se suele producir un aumento de la inflamación de las encías , que suele desaparecer tras el parto, esto se conoce como gingivitis del embarazo o gravídica. Según resalta el ginecólogo Santiago Palacios, Director del Centro Médico de Salud de la Mujer Instituto Palacios, «la embarazada experimenta una importante repercusión en su salud periodontal durante la gestación, siendo especialmente frecuentes los sangrados».

Aunque es muy frecuente, los estudios actuales muestran que la gingivitis gravídica afecta a menos del 1% de las embarazadas, si estas no han presentado ya ningún caso de gingivitis al comienzo del embarazo; sin embargo, si se tiene inflamación gingival antes del embarazo, la frecuencia de aparición aumenta hasta el 36-100% de los casos.

Las alteraciones en los niveles hormonales producidos durante el embarazo afectan a los vasos sanguíneos de las encías, al funcionamiento de las células del periodonto (tejido que rodea y soporta los dientes), a las bacterias de la placa y al sistema inmune local. La encía está intensamente enrojecida, sangra fácilmente, está engrosada y con aumento claro de su tamaño entre los dientes, lo que permite que haya más bacterias por debajo de la encía.

Si la mujer embarazada tiene gingivitis o periodontitis previa al embarazo, puede aumentar el riesgo de que haya resultados adversos del embarazo, principalmente parto prematuro o bebé de bajo peso. Se calcula que el riesgo de parto prematuro se puede llegar a triplicar si la madre tiene periodontitis (el riesgo oscila entre 2.30 y 5.28, según los estudios). Además, hay estudios que relacionan la enfermedad periodontal con el aumento del tiempo en que una mujer tarda en quedarse embarazada.

La periodontitis afecta también al control de la diabetes. El control de la salud gingival es fundamental en casos de diabetes gestacional tanto para la madre como para el feto, para evitar posibles complicaciones.

Una higiene bucal adecuada es fundamental, no sólo para reducir a la mínima expresión la gingivitis, sino también para prevenir la aparición de posibles efectos adversos en el embarazo. La visita al dentista o al periodoncista antes y durante el embarazo permite prevenir los signos y síntomas de la gingivitis gravídica, así como identificarlos y tratarlos. Además, diferentes estudios han demostrado que los tratamientos periodontales previos al embarazo son beneficiosos para la salud de las encías de la madre y también son seguros para el feto, si realizan durante el embarazo.

Antes de ser madre, visita a tu dentista

Una madre gestante con periodontitis puede tener hasta el triple de riesgo de tener un parto prematuro, que una madre que no se vea afectada por esta enfermedad.

Esta patología inflamatoria-infecciosa dental puede desencadenar un parto pretérmino. Como explica el profesor Josep Maria Lailla, «este fenómeno está ligado a la liberación de sustancias oxitóxicas (se caracterizan por su acción selectiva sobre la musculatura lisa del útero y de la glándula mamaria, estimulando las contracciones uterinas e induciendo el parto) que actúan en la maduración cervical y como inductoras de contracciones uterinas».

La presencia de periodontitis antes de la gestación eleva el riesgo de que haya resultados adversos del embarazo.

Por ello «los ginecólogos y los obstetras recomendamos a todas nuestras pacientes una visita al dentista al inicio del embarazo», recalca el presidente de la SEGO, el doctor Lailla, quien además sugiere la necesidad de resolver posibles problemas periodontales de la mujer antes del embarazo o en las primeras semanas como muy tarde.

Las enfermedades periodontales pueden elevar el riesgo de complicaciones durante el embarazo

En esta misma línea, la periodoncista Carolina Manau, añade: «De la misma manera que sucede con la preparación que se realiza para fortalecer los huesos, es recomendable que las mujeres embarazadas o que pretendan tener un hijo sigan un especial cuidado con su salud bucodental».

«Dado que el tratamiento periodontal no tiene efectos adversos durante el embarazo, es recomendable tratar la gingivitis o la periodontitis»

Dra. Carolina Manua.
Profesora del Máster de Odontología Integrada de Adultos de la Universidad de Barcelona.

WhatsApp chat