¡Pide tu cita!

Hasta no hace mucho tiempo el tratamiento de Ortodoncia parecía algo circunscrito a niños y adolescentes, pero cada vez son más los adultos que acuden a la clínica solicitando la valoración de un profesional.

La Ortodoncia es la parte de la Odontología que se dedica a la correcta alineación y nivelación de los dientes. El paciente normalmente viene por problemas estéticos, pero va mucho más allá de los problemas estéticos, hay que hacer que la boca funcione. Los motivos son exactamente los mismos para todos los pacientes independientemente de la edad: apiñamientos, problemas periodontales, problemas articulares, etc., si bien es cierto que en los adultos existe una gran demanda de tratamiento de ortodoncia por pérdidas de piezas que quieren ser repuestas con prótesis o con implantes y que por el tiempo que han estado sin esas piezas y por el movimiento de los dientes adyacentes, esa rehabilitación requiere de una ortodoncia previa.

La Ortodoncia actual ofrece un amplio abanico de posibilidades para los pacientes. El continuo avance en este campo hace que los pacientes tengan la posibilidad de acceder a tratamientos cada vez más estéticos y discretos, que es la principal demanda para este grupo de población. Es el especialista en Ortodoncia el que debe guiar al paciente sobre cuáles son las necesidades individuales de cada uno, los problemas que se deben corregir y el tipo de tratamiento más adecuado en cada caso.

En el caso del apiñamiento, el espacio necesario adicional para evitarlo puede ser creado principalmente a través de dos formas, en función de la edad y momento en el que se detecta el problema: mediante la expansión del paladar y los arcos bucales o mediante la extracción de algún diente si dicha expansión ya no es posible. Una vez creado el espacio, los aparatos bucales nos ayudarán a eliminar el apiñamiento dental y alinearán los dientes hasta su posición correcta. Recuerda que la corrección del apiñamiento dental puede ayudar a prevenir las caries dentales y la enfermedad periodontal mediante la mejora de la capacidad para eliminar la placa de los dientes.

En los niños, la ortodoncia nos permite corregir algunos de estos problemas, ya que están en crecimiento y tienen mayor capacidad para adaptarse a los cambios. Sin embargo, la ortodoncia en adultos tiene un punto de partida muy diferente. Los huesos ya no crecen, puede haber pérdida de piezas dentales, del hueso que soporta los dientes o incluso de tratamientos anteriores, como coronas o implantes. Estas situaciones más complejas en adultos hacen que con frecuencia sea aconsejable afrontar los tratamientos con un enfoque multidisciplinar.

Cuando trabajamos con los niños podemos aprovechar este crecimiento para crear el hueso para colocar los dientes en buena posición. En el caso de los adultos no tenemos este crecimiento y tenemos que adaptarnos a la forma de los huesos que ya tiene el adulto y en ocasiones tenemos que acudir a la ayuda del cirujano maxilofacial. Aparte de esto, los pacientes adultos piden los aparatos más estéticos, por eso existen los aparatos linguales, los aparatos estéticos vestibulares y los tratamientos de ortodoncia a través de alineadores transparentes.

Es más, muchos pacientes adultos nos comentan que habían llevado ortodoncia durante años en su etapa adolescente y ahora vienen a consultar por un tratamiento de ortodoncia invisible, como la ortodoncia lingual, debido a una recaída; porque durante años no habían llevado la retención adecuada. Hoy en día, los tratamientos de ortodoncia, en manos de un buen ortodoncista, son más rápidos que hace unos años gracias a los microtornillos, a los brackets de autoligado, los alambres más modernos… Pero para que un tratamiento de ortodoncia vaya rápido y sin demoras hay que planificar cada paso en el tratamiento y saber qué es lo que se va a hacer en cada fase.

También es necesaria la colaboración del paciente con la higiene y la colocación de elásticos cuando el ortodoncista lo indica. La duración de la ortodoncia suele oscilar entre uno o dos años dependiendo de la severidad del problema y la colaboración del paciente. El éxito del tratamiento depende sobre todo de un riguroso diagnóstico y una correcta planificación de los pasos a seguir. Cuando los dientes están bien alineados y funcionan bien son mucho más bonitos. Además, la boca se mantiene mucho más sana, porque es mucho más fácil de mantener, no tiene recovecos, se puede cepillar mucho mejor y los profesionales trabajan mucho mejor en ella para solucionar cualquier tipo de problema dental.

En la ortodoncia contemporánea actual casi todas las novedades y desarrollos van en torno a la ortodoncia del adulto. La tendencia actual es desarrollar aparatos customizados, individualizados, fabricados a medida para cada uno de los pacientes. Hasta hoy en día teníamos brackets que eran estándar a todos los pacientes; se ponía el mismo bracket y durante varios meses teníamos que hacer compensaciones, ir trabajando el caso para individualizar el resultado final. Hoy en día esto ya no es así. Por medio de fabricación individualizada del aparato, somos capaces de acortar el tiempo de tratamiento en muchos meses respecto a la ortodoncia tradicional.

Los tratamientos pueden ser con brackets metálicos, la ortodoncia de toda la vida. Pero, como decíamos antes, también existen nuevas modalidades que consiguen efectos más estéticos como los brackets autoligados de cerámica, que se adaptan perfectamente al color del diente. Lo más novedoso sería la ortodoncia invisible, con férulas transparentes que se pueden quitar y poner fácilmente para comer o cepillarse los dientes, lo que mejora la higiene bucal y además proporciona una sonrisa mucho más estética.

De este modo es como trabajamos los profesionales ortodoncistas en Centro Avanzado de Odontología Belmonte. Si desea pedir cita pásese por la clínica en Avenida de España, 29 de Albacete en horario de Lunes a Viernes de 9:30 a 13:30h. y de 16:00 a 20:00h o llame al teléfono 967 22 26 30.

WhatsApp chat