¡Pide tu cita!

¿Por qué se caen los dientes de leche?

por que se caen los dientes de leche dentista albacete destacada

¿Alguna vez se ha preguntado por qué no tenemos una sola dentición? ¿Para qué sirven los dientes de leche?

¿Cuántos dientes tenemos? ¿Cómo se explica que los dientes de leche sean veinte y los definitivos treinta y dos?

Es decir, ¿por qué no nos quedamos con los primeros dientes, los llamados “dientes de leche”, sino que se acaban cayendo dando paso a unos nuevos? ¿O por qué no tenemos tres cambios de dientes? Esta última nos podría ser muy útil en los momentos en que tenemos problemas con las piezas de la segunda ¿no es cierto?

En la Odontología, entendemos que los dientes son unas estructuras constituidas por la corona y la raíz. La corona es la porción visible en la boca y su disposición está formada por el esmalte (la capa más externa), la dentina y la pulpa, comúnmente llamada nervio. La raíz está insertada en el hueso de los maxilares y, a diferencia de la corona, está compuesta por: cemento, en lugar de esmalte, dentina y pulpa. Y entonces, ¿por qué cambiamos los dientes?

Todas las partes de nuestro cuerpo se desarrollan en mayor o menor medida durante el período de crecimiento, en el cual influyen factores fundamentalmente genéticos. En el caso de los dientes, a pesar de que pensemos lo contrario, una vez formados no crecen más. Su tamaño está constituido genéticamente.

Cabe destacar que cuando los primeros dientes o dientes de leche se asoman en la boca no aumentan de tamaño, sólo se desarrolla la raíz hasta que queda perfectamente ajustada y simultáneamente los dientes se van “acomodando” en la arcada. A medida que pasa el tiempo, los dientes se van distribuyendo en el espacio disponible a lo largo de los maxilares, los cuales sí aumentan su tamaño hasta que el paciente finaliza su crecimiento. En el caso de los niños, sus maxilares al principio son pequeños y disponen de poco espacio para albergar los dientes, es por ello por lo que van saliendo poco a poco. Cuando se completa la aparición de los dientes de leche, éstos ascienden a veinte y son más pequeños que los de la segunda dentición, los cuales llegan a ser 32. Como los maxilares y el resto del cuerpo siguen creciendo, los dientes de leche quedarían un poco ridículos en unos maxilares ya desarrollados. Es por ello por lo que se inicia el cambio progresivo de los dientes de leche por los definitivos.

Los doce dientes nuevos que aparecen se van colocando en las arcadas, por detrás de la última muela de leche y son la muela de los seis años, que es la primera muela definitiva en erupcionar y, precisamente por ello, suele ser la más afectada por las caries; la de los doce años y la del juicio. Esto se lleva a cabo en cada lado de ambas arcadas, lo que constituye un total de doce.

WhatsApp chat