¡Pide tu cita!

¿Qué son los selladores de surcos y fisuras?

Los niños no solo deben mantener una higiene bucodental adecuada desde sus primeros días de vida, sino que, a partir de su primer aniversario, deben iniciar las visitas regulares con el odontopediatra. A pesar de lo que, en ocasiones, se continúa considerando, los más pequeños también pueden desarrollar ciertas patologías en su cavidad oral, como, por ejemplo, la caries y la gingivitis. Visitando de forma periódica al dentista, este podrá evaluar el estado de sus dientes y encías, así como el desarrollo de los huesos maxilares. Asimismo, gracias a las revisiones odontológicas, el odontopediatra podrá actuar de forma precoz si existe alguna complicación a nivel oral.

En nuestra clínica dental en Albacete, nos preocupamos de que, durante la infancia, los niños adquieran unos buenos hábitos higiénicos y alimentarios. La prevención es una de las claves para que crezcan con una salud bucodental óptima. No obstante, disponemos de tratamientos de Odontopediatría, precisamente, para solventar cualquier problema en su cavidad oral. ¿Sabías que los selladores de surcos y fisuras son un método efectivo para la prevención del desarrollo de la caries? En este artículo, te damos todos los detalles.

¿En qué consiste este tratamiento?

Los selladores son una medida de prevención contra la caries, que se basa en la colocación de un material en los surcos y las fisuras de las piezas dentales que son susceptibles (primeros molares de ambas arcadas y ambos lados)  al desarrollo de este proceso infeccioso. Este sistema actúa como una barrera protectora que impide que la placa dental se acumule sobre las caras oclusales de los molares. De esta manera, se consigue reducir la incidencia de las bacterias cariogénicas sobre los dientes y la formación de la caries en estas zonas.

Los selladores de surcos y fisuras, por lo tanto, presentan una doble función:

  • Protegen a las piezas dentales, interviniendo como una barrera física.
  • Facilitan la higiene bucodental de los más pequeños.

Según los datos de la Sociedad Española de Odontopediatría, la aplicación de los sellados en niños y adolescentes, después de un año, ha demostrado una disminución del 86% de la incidencia de la caries en niños y adolescentes y, después de cuatro años, del 58%.

¿Qué aspectos deben tenerse en cuenta para llevar a cabo este tratamiento?

Para poder realizar la colocación de los selladores, es fundamental que los molares hayan erupcionado de forma completa. Asimismo, este tratamiento no debe llevarse a cabo en piezas dentales que presenten, previamente, lesiones cariogénicas.

Es importante, asimismo, efectuar una limpieza de la superficie del diente, así como mantener un buen aislamiento durante el procedimiento, que evite la contaminación con la saliva. Después de su colocación, el niño puede seguir comiendo y bebiendo con total normalidad. Por otro lado, se debe llevar a cabo un control y un mantenimiento periódico del estado de los sellados por parte del odontopediatra.

Recuerda, no obstante, que la aplicación de este tratamiento es una medida complementaria en cuanto a la prevención global en materia de salud bucodental durante la infancia. Si necesitas más información sobre ella, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de conoceros a vosotros y, sobre todo, a los peques.

WhatsApp chat